Fe Y Moral Pública

impreso

La mayor parte de la opinión pública cree que la Iglesia Católica ha ocultado información sobre abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Sin embargo, esta misma opinión rechaza que el celibato sea la causa de los abusos y piensa que los casos denunciados obedecen a conductas individuales no relacionadas con la institución.

En un país como Chile, donde ocho de cada 10 personas se declaran católicas, tales datos dan cuenta de un profundo cambio cultural. Es, desde luego, novedoso que, sin ver comprometida su fe, los católicos desaprueben el modo en que se ha gobernado la Iglesia. O que, sin complicarse, hagan distinciones entre la adhesión a sus dogmas y el seguimiento de sus prácticas. Esto nos revela un juicio moral que, lejos de remitirse a un sistema de creencias fundado en principios de verdad religiosa, encuentra su justificación en el examen reflexivo de cada situación, donde ninguna respuesta está dada, sino que debe ser elaborada, aun cuando ella entrañe un cuestionamiento a la autoridad.

Es un signo de los tiempos. Época marcada por la metamorfosis de Dios y también de César. Cambia el modo de vivir la fe y cambia el modo de construir el orden político. Ya no es uno sino varios los modos de ser católico y de ser ciudadano. Modos que además no admiten objeciones, porque la religión no es algo que se pueda intelectualizar u objetivar. ¡Nada es más íntimo, personal e indiscutible que la fe! Luego, cada quien hace su elección libremente, tomando de la religión lo que le interesa, al punto que se puede profesar una creencia sin pertenecer y, al revés, pertenecer sin creer.

Por eso, no debería extrañar la proliferación de sincretismos religiosos que, en la forma de ritos y cultos yuxtapuestos, como la medicina natural, la astrología o la cientología, relativizan los preceptos católicos sin llegar a romper los nexos con la iglesia. El vínculo parece mantenerse mientras los fieles observan los ritos establecidos: misa dominical, retiro de Semana Santa, bautizos, matrimonios, funerales. En tal caso, la experiencia religiosa actúa como una forma de identidad y pertenencia cultural. Pero es claro que al sacar y des-institucionalizar la práctica religiosa de su matriz formal, todas estas expresiones individuales alejan al creyente de la religión oficial, en momentos que la iglesia pierde control sobre ámbitos seculares de la moral pública, esto es, la política, la educación o la salud.

De aquí arranca el dilema católico de nuestros días: o la Iglesia se diluye en su diálogo con el mundo y cae rendida a la secularización, o resiste la sociedad contemporánea y reafirma el sentido espiritual de su misión, pero al costo de aislarse como secta. Para no pocos católicos, Benedicto XVI, por su visión pesimista de la modernidad y por su falta de carisma, exacerbará el curso restaurador iniciado por Juan Pablo II y conducirá a la Iglesia a un mayor recogimiento sobre sí misma. De esta forma, pondría fin a la iglesia débil del pasado reciente, para instalar en su lugar la iglesia fuerte de la restauración católica, una especie de nuevo centro universal moviéndose a contrapelo de las reformas del Concilio Vaticano II.

Confirmando estas aprensiones, un teólogo abierto al mundo, como Hans Küng, ha descrito al actual periodo papal como el de las oportunidades desperdiciadas. Y ha responsabilizado al ex cardenal Ratzinger de haber dirigido desde la Congregación para la Doctrina de la Fe un sistema de ocultamiento que dio carácter de secreto pontificio a los casos de abuso de menores por clérigos. Küng promueve hoy un nuevo concilio.

Anuncios

One Response to Fe Y Moral Pública

  1. […] politica « WordPress.com Tag Feed […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: