UNA VOCACIÓN NACIONAL Y POPULAR

El mensaje enviado por el electorado no sólo confirma la implantación nacional y popular de la Democracia Cristiana, sino que constituye una advertencia de cara al futuro: la ciudadanía aspira a un partido genuinamente representativo y legitimado en la base social, plenamente participativo, y abierto al aporte de las nuevas tendencias y necesidades del Chile de hoy.


Descargar archivo pdf

Los últimos siete años han sido tiempos de duras pruebas para la Democracia Cristiana. A la lucha contra la gradual y rebelde tendencia a su declinación, se han agregado los efectos propios de una ruptura, como la protagonizada en 2007 por un importante sector de la colectividad. Dicho conflicto habría de incidir en la fuerte caída electoral de hace cuatro años, cuando el partido pasó del 21 por ciento conseguido el año 2004, al 15,48 por ciento obtenido en la municipal de 2008. La estadística difundida entonces por el Ministerio del Interior, que presentó la votación del partido sin los independientes, se encargaría de dejar latente en la opinión pública una implantación ciudadana apenas encumbrada al 13,96 por ciento, el más bajo desempeño de la tienda en cincuenta años.

Todo esto ya es pasado. Los resultados del 28 de octubre pusieron de relieve un cambio de tendencia que confirma la estabilización política y electoral de la falange, al otorgarle el 15,10 por ciento de la adhesión ciudadana, incluido el 2 por ciento aportado por los independientes. Con ello, la Democracia Cristiana ha logrado ponerle freno a su persistente descenso electoral, lo que en modo alguno significa que haya revertido la tendencia a la baja, o que haya iniciado su recuperación. La colectividad ha logrado conservar el apoyo de más de 800 mil ciudadanos que la confirman como una fuerza de envergadura nacional, puesto que su presencia se extiende a la casi totalidad de las 345 comunas del país; y como un partido popular, dado que, por su perfil pluriclasista, recibe el apoyo de amplios sectores medios y populares de la población. No es por nada que en las 50 comunas más pobres de Chile, la votación democratacristiana alcance al 22 por ciento del electorado, cuando en las 50 comunas más ricas asciende al 24 por ciento. Ni que en las cincuenta comunas con mayores desigualdades sociales la fuerza del partido se afiance en el 17,3% de la votación, con 171.593 electores, en contraste con las cincuenta comunas con menores diferencias socioeconómicas, donde la adhesión a la colectividad se eleva al 16,7 por ciento del electorado, correspondientes a 63.829 votos. A ello se agrega que sobre el 60 por ciento de su respaldo, proviene de zonas densamente pobladas, como lo son las regiones de Valparaíso, Biobío y Santiago.

En las diez comunas con mayor cantidad de electores, la Democracia Cristiana supera el 15 por ciento promedio de los votos, siendo los desempeños más destacados los que se producen en Maipú, Valparaíso y Las Condes. Por otra parte, en las diez comunas de más alta votación democratacristiana, el partido captura sobre un tercio de la suma total de electores de tales localidades. Las regiones de Valparaíso y Los Lagos lideran el ranking. Pero son las comunas más grandes, a saber, Osorno, Quillota y La Granja, las que acopian la más alta cantidad de sufragios: más del 60 por ciento de la votación del conjunto.

Este buen rendimiento electoral se debe a diversos factores relacionados con una cultura política nacional altamente diferenciada y de contrastes, como los que se dan entre el norte seco y árido y el sur verde, las zonas rurales y las urbanas, las grandes metrópolis y los pequeños poblados de economía campesina. Hay, sin embargo, dos factores que inciden en los mejores resultados del partido. El primero, es el grado de participación y movilización de su activo militante y, el segundo, muy relacionado con el anterior, es la organización y la inserción social de la colectividad.

En aquellas comunas donde las orgánicas partidarias realizaron primarias para nominar a sus candidatos a concejales, la Democracia Cristiana logró captar la adhesión de 182 mil ciudadanos, correspondientes al 18 por ciento de los votos, los que le permitieron elegir a 55 de sus 145 candidatos. Los casos de Osorno, San Antonio, Maipú y Puchuncaví, son emblemáticos de ello: Osorno eligió a sus 4 candidatos militantes. Por otra parte, en aquellos lugares donde predominan estructuras partidarias de pequeño o de muy pequeño tamaño (sobre 120 electores por militante), pero de muy alto rendimiento electoral (sobre 21 votos captados por militante), la votación obtenida por el partido supera el 20 por ciento promedio de adhesión. A la inversa, en las localidades donde prevalecen partidos grandes (menos de 60 electores por militante), pero de bajo rendimiento electoral (menos de 10 votos por militante), el respaldo conseguido por la tienda apenas promedia el 10 por ciento de los sufragios válidamente emitidos.

Este comportamiento del electorado no sólo confirma la implantación nacional y popular de la Democracia Cristiana, sino que constituye una advertencia de cara al futuro. La ciudadanía espera la renovación del testimonio demócrata cristiano. Aspira a un partido genuinamente representativo y legitimado en la base social, plenamente participativo, y abierto al aporte de las nuevas tendencias y necesidades del Chile de hoy. Un partido que refleje los sueños y aspiraciones de los sectores más desposeídos, y que lo haga a través de una práctica política honestamente democrática y unitaria, liberada de las rémoras que pesan como lastres sobre su tarea de servicio al país. La ciudadanía ha reafirmado en la Democracia Cristiana su perfil de fuerza moral y política de centroizquierda, lo que la insta al desafío de superar su actual etapa de estabilización y de iniciar el camino hacia su recuperación.

     

   

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: