MAS ALLA DE LA LIBERTAD DE CATEDRA

¿Por qué se produce este abuso de poder? Por lo que confiesa un egresado de la Universidad: «Sabido es el “temor reverencial” por las autoridades o profesores en la U, sobre todo en Derecho, donde los exámenes orales hacen muy discrecional la decisión de aprobar o reprobar a un alumno».

UDEC

Revuelo ha causado la denuncia anónima hecha por estudiantes de la Universidad de Concepción acerca del comportamiento desdeñoso y humillante proferido por un profesor a sus alumnos. Los habría tratado de «indigentes», «egresados de colegios con número», y para el colmo del desembozo en un hombre de derecho, habría dicho en clase que «los mineros en el norte bajan al pueblo y se acuestan con prostitutas negras, voluptuosas, así como la señorita», indicando a una de sus discípulas.

El hecho ha movilizado a la comunidad universitaria y ha llevado al rector de la casa de estudios a suspender al docente y, simultáneamente, a iniciar una investigación administrativa. Pero es claro que con la sanción al profesor no se acaba un problema acendrado en la convivencia universitaria. Un problema que demanda reformas profundas, pues aquí se habrían lesionado derechos consagrados, y se habría revelado un modelo de universidad del todo anacrónico con lo que el país aspira a hacer de su educación superior. 

Es grave la actuación del profesor y de quienes emulan su conducta. Es grave porque el docente se aparta del diálogo universitario, que se funda en el respeto recíproco entre profesor y alumno. Comete un abuso de poder al sobrepasar los límites que le impone a él y a los alumnos la libertad de cátedra, que no es una libertad para hacer cualquier cosa, sino para hacer sólo aquello que le autoriza el diálogo racional.

El diálogo racional significa que las personas dan razones conforme a una lógica compartida, ceñida a valores comunes, y con la cual se proponen persuadir a los demás. Con ello, profesores y alumnos se obligan a observar un principio de neutralidad por el cual se abstienen de formular —reprimiendo selectivamente sus preferencias morales— cuestiones que no sean pertinentes a la conversación, y abrirles espacio a aquellos asuntos que aseguran la viabilidad de la deliberación. Y, desde luego, no son pertinentes al debate universitario las ironías, humores y sarcasmos del profesor acerca de la condición de raza, de clase, de género, de estilo de vida o confesión religiosa de los alumnos. Los docentes deben saber que el debate universitario es un intercambio constrictivo que obliga a los interlocutores a hablar conforme a estas reglas, y que dicha constricción tiene un valor irreductible, pues no puede ser eludida ni aminorada por nadie. Pues esta observancia de las reglas es lo único que permite controlar el poder represivo del otro, e impedir que el más débil sea menoscabado por el más fuerte.

¿Por qué se produce este abuso de poder? Por lo que confiesa un egresado de la Universidad: «Sabido es el “temor reverencial” por las autoridades o profesores en la U, sobre todo en Derecho, donde los exámenes orales hacen muy discrecional la decisión de aprobar o reprobar a un alumno». Los docentes tienen a su haber la herramienta de la evaluación, que amenazan emplear de forma discrecional contra las personas objeto de su animadversión. A esto hay que ponerle freno. ¿Cómo? Cuanto más objetivos, generales y replicables sean los instrumentos de evaluación, más reducida será la esfera de poder no regulada del docente. Y, al revés, mientras más laxos e indeterminados sean los límites a las eventuales arbitrariedades de la evaluación, menos idóneo y legítimo resultará ser el procedimiento.  

La Universidad no es un ente aparte de la sociedad, de la cultura y de las instituciones democráticas. Lo que en la Universidad se forma, tiene efectos sobre la vida de todo el país. Y por eso, el modo como se practica en ella la deliberación y el respeto por los derechos de las personas, constituye una condición del modo como los chilenos construimos el Chile del mañana.

Profesor trata de prostituta a alumna negra

En defensa del profesor

Universidad suspende a profesor

UDEC investigará

Grave denuncia

Denuncian a profesor

Denuncian a profesor por dichos racistas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: