LA REVOLUCION EN LIBERTAD

Eduardo Frei Montalva

La Revolución en Libertad fue uno de los más grandes sueños colectivos que tuvo lugar en Chile hace medio siglo. Fue uno de aquellos instantes cruciales, cuando se cruzan los destinos de muchas personas y lo convierten —como diría Walter Benjamin— en el juicio final de la historia. Pues, si es correcto afirmar que lo que realmente acontece no son los hechos en el tiempo, sino que el tiempo mismo, aquella fue una coyuntura histórica donde se encontraron todas las memorias y todas las expectativas de futuro largamente postergadas, relegadas u oprimidas. Los pasados no caducos y los futuros no realizados de millones de hombres y mujeres que, en mutua coexistencia, ocuparon el presente para reivindicar sus derechos.

La Revolución en Libertad fue el tiempo de los campesinos sin tierra y sin poder. El tiempo de los marginados de la ciudad. El tiempo de los niños sin educación, y de los jóvenes ávidos de protagonismo. El tiempo del agotamiento del modelo de industrialización, y del fin a la enajenación de nuestras riquezas básicas. Por contraste, el tiempo de la Guerra Fría, de la irrupción de la Cuba comunista, de la crisis de los misiles, de la doctrina de la seguridad nacional y de la guerrilla urbana. Pero también fue el tiempo de Eduardo Frei Montalva y de su incipiente movimiento político, la Democracia Cristiana.

Donde lo más revolucionario del fenómeno fue haber combinado en un solo acto de conciencia diversos estratos de tiempo con distintas extensiones y densidades. Y donde la más alta cúspide de la libertad humana fue esta nueva disposición, hecha voluntad política, de romper el determinismo histórico que pesaba como lápida sobre las aspiraciones de mayor justicia, democracia y desarrollo del país. De todo el país, desde el Chile dominante hasta el Chile popular.

La Revolución en Libertad es un hecho irreversible. Ocurrió hace cincuenta años, con sus logros, líderes y circunstancias. Pero la memoria y el olvido de los insatisfechos, de los necesitados de otra historia, como los democratacristianos que se reúnen para testimoniar que la patria joven sigue marchando por Chile, hacen que los acontecimientos cobren actualidad y confirmen el eterno retorno de las coyunturas.

http://www.diarioconcepcion.cl/2014/04/08/#2

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: