EL LUGAR DE RN

El Presidente Sebastián Piñera junto a Carlos Larraín presidente de Renovación Nacional y dirigentes, alcaldes y parlamentarios de la colectividad.

El Presidente Sebastián Piñera junto a Carlos Larraín presidente de Renovación Nacional y dirigentes, alcaldes y parlamentarios de la colectividad.

Carlos Larraín, ex presidente de Renovación Nacional, denuncia que hay quienes quisieran convertir a su colectividad en un partido de izquierda. El ex senador entiende que RN es un partido de derecha porque respalda el modelo de mercado y la Constitución de 1980, y se opone al aborto.

¿Pero de dónde es RN? Tradicionalmente se le conoce como una fuerza política de centroderecha, o sea, como un grupo de personas que defienden ideas centristas con tendencias conservadoras. Tendencias que preconizadas por Larraín han mantenido a distancia a la evolucionada Evópoli, y han provocado el divorcio de Amplitud, una formación reciente que se define a sí misma como de centroderecha liberal. Naturalmente, RN concurre a una coalición compuesta por sectores de centro y de derecha, y no parece estar ocupando —ni tampoco querer ocupar— su lado derecho, hoy por hoy, ampliamente colonizado por la UDI.

Ser de centro derecha y estar en la centro-derecha no es lo mismo. Y la diferencia no es una cuestión puramente gramatical. Es un asunto ideológico. El guión que reemplaza a la conjunción «y» significa la unión de dos partes que muestran afinidades entre sí, pero que no son fundibles o confundibles. Los orígenes de RN se remontan a la fusión de liberales y conservadores, allá por los años sesenta, tras una larga historia de confrontaciones que nace en los albores de la república. La UDI en cambio es una fuerza más joven, surgida del neocorporativismo gremialista vigorizado durante la dictadura, y convertida en el último cuarto de siglo en indisputable custodia de su legado. Ambas trayectorias han creado memorias, identidades, prácticas y liderazgos que, si favorecen la coalición, incluso para gobernar, dificultan la aleación.

Larraín hizo de su gestión al frente de RN la búsqueda constante de una alianza con la DC que, sin embargo, jamás prosperó. Las tendencias conservadoras en su partido eran tan poderosas, como fuertes eran en la Democracia Cristiana sus tendencias progresistas. Por eso, es mucho más probable que florezca su convergencia con Fuerza Pública, bajo el liderazgo de Velasco y a condición de que se impongan los liberales a los clericales, que desgajando a la falange de la Nueva Mayoría.

http://www.diarioconcepcion.cl/2014/06/24/#2/z

http://www.labatalla.cl/el-lugar-de-rn/

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: