1964, EL AÑO DE FREI

Eduardo Frei Montalva

1964 fue, sin duda, el año de Eduardo Frei Montalva. Llegó a La Moneda lleno de fe y de esperanza. Había conseguido ganar con el 56 por ciento de los votos. Creo que intuía la hora de su liderazgo, pues, donde se hiciera presente, en el norte, en el sur, entre los campesinos o en las poblaciones, su figura iluminaba la escena política.

La Marcha de la Patria Joven había sido un acto impregnado de misticismo, de un ritualismo casi religioso y algo desconcertante para sus adversarios. Esta adhesión le insuflaba seguridad y prestancia. En Estados Unidos había declarado sin ambages que si estar en la izquierda era estar con el pueblo, con los trabajadores, con los pobres, en su lucha por la justicia, entonces la DC y su programa estaban en la izquierda. Y lo estaban.

El gobierno de Frei fue el primero en reclamar rango constitucional para los derechos económicos y sociales. Cuando sólo la Constitución italiana de 1948 sentaba el precedente de hacer de Italia una república democrática fundada en el trabajo, lo que Frei aspiraba realizar en Chile, su proyecto de enmienda propugnaba los derechos del trabajador a percibir un salario ético, de acceder a las prestaciones de salud, de ser amparado por la seguridad social, de asociarse libremente y de ejercer el recurso de la huelga. Consignaba asimismo los derechos a la participación, a la educación, a la defensa jurídica y al debido proceso administrativo.

Correspondía al Congreso aprobar el proyecto presentado en noviembre de 1964. Nunca lo hizo. La oposición siempre había temido que las transformaciones en curso favorecieran a los democristianos. Desde la derecha se les imputaba que perjudicaban a las clases medias. Desde la izquierda, a meses de instalado el gobierno, el propio Allende decía que el triunfo de la DC era la victoria sucia de un partido burgués, pro capitalista, pro imperialista, émulo de una sociedad comunitaria que no existía en ninguna parte del mundo, y que tenía el tupé de vestirse con ropajes revolucionarios.

Por eso, lo que al final se aprobó fue otro texto que, en medio del fuego amigo, y no sin condiciones, Frei se vio obligado a enviar en enero de 1969, cuando todavía le acompañaban René Schneider y Edmundo Pérez Zujovic.
http://www.diarioconcepcion.cl/2014/09/02/#2/z

Anuncios

One Response to 1964, EL AÑO DE FREI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: