EL AJUSTE DE LOS PARTIDOS

"Il trono vuoto" regia di Roberto Andò

Ni Pepe Auth ni René Saffirio abandonarán al gobierno. Tampoco dejarán la Nueva Mayoría. Ambos son antiguos militantes de centroizquierda. Sus biografías dan cuenta de largas trayectorias y testimonios de lucha. Y, por eso… ¡cuidado! No se les puede atacar envileciendo sus cualidades políticas o las motivaciones que los han llevado a renunciar a sus respectivos partidos, el PPD y la DC.

Auth y Saffirio son la sintomatología de una cultura política fuertemente sacudida por los propios cambios de mentalidad de los chilenos. Es la crisis cíclica del sistema de partidos, que parte por la desconcentración del poder, continúa por la descomposición de los lazos de adhesión, y concluye en una nueva reconcentración del poder.

El actual momento, de fuerte desagregación de identidades colectivas, les permite a Auth y Saffirio permanecer activos como independientes o, más bien, como desafiliados de partidos políticos. Ya otros han probado con éxito dicha fórmula sin provocar con ello trastorno alguno en los equilibrios de poder.

La actual fase de desafección sin costos electorales le permite también a Revolución Democrática —lo mismo que a Izquierda Autónoma, Evopoli o Amplitud— forzar el surgimiento de nuevos pactos electorales. Hasta qué punto «nuevos» en presencia de una conciencia política que aún no acabamos de discernir, es una duda que ni siquiera sus precursores se encuentran en posición de despejar. Y es porque la respuesta no está en las caprichosas encuestas, sino en algo más estructural, como es el tiempo de maduración que necesita una fuerza política para consolidarse. La travesía del desierto es como el camino de Lawrence de Arabia a Áqaba: precisa mucha fe y disciplina.

Pero ni los independientes, ni las nuevas elites dirigentes, tienen el botón de reinicio del sistema. La llave, pese a las fuertes convulsiones morales y políticas que las agitan, sigue instalada en las grandes colectividades. Nadie ve a los viejos partidos reverenciosos y en retirada cediéndoles el virtual vacío de poder a sus ávidos adversarios. Aunque parecen inmutables, están viviendo procesos de readaptación orgánica y de regeneración moral y política. Ello abre espacio a nuevos liderazgos, intereses y aprendizajes, con el benigno agregado que emergen en estructuras y tradiciones probadas por la experiencia.

La procesión va por dentro y, necesariamente, producirá una reconcentración del poder. Será así porque no hay otro modo de restablecer la cohesión corporativa, la unidad de propósitos y la acción común. Probablemente Renovación Nacional recuperará el liderazgo en la derecha, pero no lo hará sin la UDI. Quizá en la Nueva Mayoría se producirán deserciones hacia su izquierda y hacia su derecha, pero los partidos históricos, los de mayor densidad política e ideológica, conseguirán frenar las tendencias disolutorias y, no obstante perder apoyo electoral, lograrán sortear la tormenta. Y así como no se derrumbó el modelo, no se desplomará el sistema político.

Anuncios

One Response to EL AJUSTE DE LOS PARTIDOS

  1. jzeballo dice:

    Acabo de encontrar este sitio. Me parece valioso el esfuerzo de los colegas. Lo que ha llamado mi atención es el buen nivel de opinión. Interpretando de forma útil al lector, siempre ávido de interpretación que explique, más que remolar con las obsesiones del propio autor.

    Por eso lo de “El actual momento, de fuerte desagregación de identidades colectivas (…) les permite a… permanecer como desafiliados de partidos políticos … con buenos resultados electorales” de Rodolfo Fortunatti simplemente se agradece, pues con mis amigos estamos bastante cansados de la multitud de “prensa alternativa”, que con la mejor de las intenciones (y las más sesudas galimatías, cuando la cagan) pasan a llevar los estándares de periodismo haciendo trinchera.

    Lo de Fortunatti no solo me informa sino gatilla ideas. Por ejemplo, un buen amigo y vecino es limeño, cada vez que charlamos, él siempre explica la realidad política peruana y limeña en particular en términos parecidos. Él explica que la desagregación de identidades peruana desembocó en una ciudadanía que se alejó del concepto de “pueblo” para mostrar la hegemonía de una sociedad civil de individuos-ciudadanos; donde por supuesto el que pierde es aquel que no está “bien relacionado” o la “meritocracia” que desmontó Matías Cociña en Ciper: http://ciperchile.cl/2013/06/07/cinco-argumentos-contra-la-meritocracia/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: